¿Qué es la parálisis de análisis y cómo se puede detener?

¡Imagínate esto! Usted es un emprendedor en ciernes que dirige un negocio minorista de joyería en línea y, aparentemente, su empresa no es muy rentable. Ha realizado una evaluación de rendimiento en todos los niveles de su empresa y ha descubierto por qué sus productos no funcionan. Resulta que la empresa de SEO que contrató no parece estar cumpliendo con sus afirmaciones.

Normalmente, lo lógico sería cancelar el contrato y buscar una agencia SEO más competente. Pero sus manos están atadas desde que firmó un contrato de SEO de un año con la empresa actual. Eso significa que si cancela el contrato antes de tiempo, aún tendrá que pagar la tarifa de término completo.

Recuerde, resulta que es una startup y, por lo tanto, necesitará algo de tiempo para reunir más fondos para poder contratar otra agencia de SEO. Entonces, estás perdido. ¿Cancela el contrato y pierde su dinero en un intento por buscar una empresa de SEO más competente?



¿O perseveras durante los meses restantes, con la esperanza de que los esfuerzos de SEO de tu empresa actual realmente den sus frutos? Piensa en estas dos opciones durante días y semanas, pero finalmente no puede tomar una decisión. Ahora bien, de eso se trata la parálisis del análisis.

En pocas palabras, la parálisis del análisis, también conocida como parálisis por análisis, se refiere a un estado en el que se piensa demasiado en una decisión o se analiza en exceso una situación hasta el punto en que no se llega a un curso de acción definido.

Tabla de contenido

¿Qué causa la parálisis del análisis?

El miedo es la principal razón detrás de la parálisis por análisis.
La mayoría de las personas, especialmente los gerentes y directores ejecutivos de empresas, a menudo temen tomar una decisión que pueda costarle caro a la empresa. Este miedo se conoce como extinto por instinto, donde los tomadores de decisiones suelen llegar a una decisión costosa en función de sus reacciones viscerales.

Además del miedo a cometer un error grave, otra forma importante de miedo que podría resultar en parálisis por análisis es el miedo a renunciar a una decisión superior.

te amo más que memes

Por ejemplo, es fácil descartar las recomendaciones de un empleado de bajo rango debido a su inexperiencia. Es posible que sus prejuicios le hagan creer que solo los empleados de larga trayectoria en la empresa pueden ofrecer las soluciones más prácticas a un problema. Sin embargo, pronto se da cuenta de que 'la mejor solución' que siempre ha esperado no está llegando.



En segundo lugar, la parálisis del análisis puede resultar de una sobrecarga de opciones. Esto suele suceder cuando asigna a demasiadas personas o departamentos el proceso de toma de decisiones. Fiel al dicho, demasiados cocineros estropean el caldo, puede terminar en una situación en la que cada parte tenga su propia idea sobre cómo resolver un problema. Y cuando cada solución parece práctica, viable y realista, adoptar una y rechazar la otra puede llevar años, lo que lleva a la parálisis del análisis.

Las empresas que se han enfrentado a estos desafíos en el pasado tienden a aprender de sus experiencias. Como resultado, siempre confiarán los procesos críticos de toma de decisiones a los departamentos relevantes, como la junta de gobernadores o los comités de planificación estratégica.

Por último, la parálisis del análisis ocurre cuando complica demasiado una decisión simple. Y muchos de nosotros somos víctimas aquí. Tenemos una forma de prescribir las soluciones más sofisticadas para cada problema, incluso cuando las opciones más simples serían suficientes.

¿Qué tan grave puede llegar a ser la parálisis de análisis?

Aunque no lo sepamos, la parálisis del análisis tiene una forma de detenernos. Las siguientes son las cuatro formas principales en las que pensar demasiado podría afectar su progreso.

• Reduce su capacidad para resolver problemas mentales exigentes.



• Afecta significativamente tu fuerza de voluntad

cómo guardar youtube como mp3

• Reduce tu creatividad

• Te hace menos feliz

7 pecados capitales y sus significados

¿Cómo se puede detener la parálisis analítica?

Teniendo en cuenta lo peligrosa que puede ser la parálisis del análisis, es importante superar este hábito antes de que finalmente paralice todas las facetas de su vida.

Los siguientes son algunos de los consejos de los expertos para detener la parálisis mediante análisis.

1. Clasifique las decisiones en grandes y pequeñas

El primer paso para superar la parálisis mediante el análisis es diferenciar entre decisiones importantes y pequeñas. En función de la complejidad de un problema, puede determinar eficazmente el nivel de atención para acordar un proceso de toma de decisiones.

Al desglosar un problema en función de su complejidad, las siguientes son algunas de las preguntas pertinentes que es posible que deba resolver;

• ¿Qué importancia tiene la decisión? - Establezca cómo se beneficiará al tomar la decisión a nivel personal, social o corporativo.

• ¿Qué alcance tiene la decisión? - Algunas decisiones pueden parecer sencillas y de corta duración, pero sus implicaciones pueden ser de gran alcance. Entonces, averigüe si esta decisión podría afectarlo, ya sea directa o indirectamente, dentro de unos años.

apodos que a las chicas les gusta que las llamen

• ¿Cuál es el peor de los casos? - Ahora, este es el punto de enfrentar tus miedos. ¿Qué es lo peor que podría suceder si tomara, pospusiera o ignorara una decisión por completo?

2. Describe tus objetivos

Mujer de edad rubia dando una presentación

Casi todas las decisiones que tomará en su vida tienen sus ventajas y desventajas. Y en la mayoría de los casos, los pros y los contras pueden parecer equilibrados.

En tales casos, tomar una decisión en función de los méritos y deméritos de la decisión puede ser una tarea difícil.

Por lo tanto, lo mejor que puede hacer es describir primero sus objetivos. De esa manera, puede decidirse por una opción que sirva a sus objetivos finales, incluso si no siempre es la más popular.

3. Supere sus prejuicios

Todos tenemos prejuicios, eso es un hecho. Y también son difíciles de romper.

Si nacieras con una cuchara de plata en la boca, crecerías creyendo que los pobres son simplemente gente vaga. Y al abordar cuestiones relacionadas con la pobreza y la creación de riqueza, puede que le resulte conveniente extraer frases como las que aquellos que no trabajan no deberían comer. Es posible que nunca se dé cuenta del hecho básico de que la pobreza se debe principalmente a la escasez de oportunidades de empleo remunerado y no a la falta de fuerza de voluntad para trabajar.

Ahora, los prejuicios tienen una forma de nublar nuestros juicios, especialmente en el mundo empresarial. Sin embargo, debe abordar sus prejuicios si realmente quiere superar la parálisis del análisis. Si siempre ha creído que el dinero debe acumularse y no gastarse, le resultará conveniente retener la financiación de un proyecto, incluso si el proyecto parece viable y lucrativo.

4. Trabajar con plazos razonables pero definidos

Sin plazos razonables y definidos, las decisiones suelen ser bastante fáciles de aplazar. Y posponer un proceso de toma de decisiones suele ser consecuencia de la parálisis por análisis.

Para cada decisión, siempre parta del supuesto de que su vida depende del resultado. Por lo tanto, establezca lo que los expertos llaman fechas muertas, que son las fechas en las que debe tomar una decisión o eliminarla de la mesa de toma de decisiones. El miedo a llegar a un punto muerto hará que actúes, de una forma u otra.

5. No considere la toma de decisiones como un evento único

Habiendo destacado la importancia de los plazos, este punto puede parecer contradictorio. Pero no lo es. Contrariamente a los conceptos erróneos que existen, una decisión no es un evento único. Y eso es por el simple hecho de que el cambio no es absoluto, sino un proceso continuo.

Entonces, en lugar de enfrentar el problema de frente, primero enumere todas sus opciones. Luego, divida el problema en porciones simples y manejables. Luego, trate cada parte por separado. En el proceso, podrá eliminar las opciones que son totalmente impracticables e inviables, para que no enturbien su juicio durante el proceso crítico de toma de decisiones.

Al abordar con éxito las partes más simples, un problema que inicialmente parecía una montaña eventualmente se reducirá a un grano de arena. Y a medida que llegue a los aspectos más complejos del problema, siéntase libre de compartir el asunto con otros para obtener más información.

3 colores que van bien juntos

En última instancia, dividir un problema en porciones más pequeñas y simples asegura un progreso constante en el proceso de toma de decisiones, que es crucial para superar la parálisis del análisis.

6. No seas perfeccionista

La vida cotidiana de la gente de negocios en la oficina.

Encontrar y elegir la decisión perfecta entre un mar de opciones en conflicto no es un paseo por el parque. Sin embargo, ¿por qué devanarse la cabeza pensando demasiado en una solución ideal a un problema cuando está mejor con una moderadamente buena?

Según los expertos, los únicos problemas que requieren soluciones casi perfectas son aquellos cuyos efectos son de gran alcance, como encontrar una pareja para casarse.

Palabra final

Si ha sido víctima de la parálisis del análisis antes, comprende lo angustiosa que puede ser la situación. Y si no lo ha hecho, bueno, los riesgos siguen ahí. Afortunadamente, puede implementar los consejos anteriores para superar el flagelo del pensamiento excesivo y garantizar un progreso constante en su vida personal, social y profesional.